viernes, 9 de abril de 2010

Las 4 Estaciones del año




Una vez más, pude observar como las flores expresan su estallido de color en la primavera,
Como dejan esparcidas su dulce fragancia con la cual las abejas se sienten atraídas.  Así mismo, como las abejas, vamos  nosotros  cada año, con la esperanza bien en alto, de encontrar “eso” que unos llaman “amor” otros… Condición.

Mientras estaba sentado en el parque entretenido con el sonido de los pájaros y arboles pude observar que al otro lado de la calle, como dos parejas se entregaban regalos y se amaban mutuamente,  En este “mes del amor”. También vi como un hombre le pegaba a una mujer,
Y le gritaba por un ligero error cometido.

En mi caminata hacia mi hogar pude vislumbrar  como otros para conseguir solamente una pizca de felicidad, momentánea  consumían ciertas sustancias, sin importarles nada, solo para sentirse bien consigo mismo.  Solo para tranquilizar ese “yo” que pide tanta atención.


Llega el caluroso verano, la temperatura a 37 grados, algo de lo cual muchos (yo me incluyo) se lamentan, este “maldito” calor. Lo que no sabemos es que no muy lejos de nosotros ahí personas con la temperatura a  42 y hasta más alto, y apenas  duerme en cajas.

Alejando un poco las tragedias decido irme de vacaciones, no se liberar un poco la mente, dejar atrás el estrés.  En el transcurso del verano no fue tan malo, aquí contemple muy de cerca lo que se siente ser traicionado. Amigos con los cuales sales de “parranda”, con los cuales cuentas en momentos de dificultad. Te abandonan porque se dan cuenta que ya no les eres “útil.”

Pero así en esos momentos que están bien desplomado en el suelo, cegado, lleno de ira y lo peor herido en momentos así, aparecen buenos samaritanos que te ayudan a echar adelante, te secan esas lágrimas y con una sonrisa te dicen “tu puedes”

Así como personas disfrutaban de lujos y hoteles, había otras que no podían, y recurrían a la prostitución, para poder recaudar algo de dinero.


Ya aparece otoño, puedes notar como se aproxima una brisa fría que pasa por tu cuello, te desgreña un poco, pero aun asi es refrescante.  Los arboles dejan caer lentamente
Sus delicadas hojas doradas, porque saben que asi es la única forma de en un futuro volver a nacer de nuevo. Hay personas que tienen un orgullo muy grande, tan grande que se niegan a aceptar la verdad y por eso siguen siendo como aquel árbol, pero marchitados  y huecos por dentro, ya que el cuerpo les pide cambiar pero ellos se rehúsan, aun sabiendo que lo que hacen está mal.

Aquí tuve la experiencia de conocer “eso” que me llena por dentro, también tuve la desgracia de dejarlo perder una y otra vez, aprendí a luchar, pero perdí la batalla. Es bonito mientras dura, el recuerdo de sus cálidas manos, de sus dulces besos, están ahí  y nunca se irán. Por eso digo “Si el amor se va, no te preocupes; tienes la experiencia para aprender un poco más de el mientras vuelve.”

Entramos ya en el frio invierno. Tiempo de compartir, de paz, de cariño, de familia y de lo que no se puede olvidar, REGALOS.

Hay que ser realistas, la navidad últimamente se ha convertido en un amor condicional.
De generación en generación lo único que enseñamos es a expresar nuestro afecto hacia el otro mediante regalos. Si, últimamente no nos ocupamos de mostrar a nuestros, parientes, parejas, hijos etc... Lo que realmente es importante, el afecto incondicional.
Pero quien soy yo, para criticar dicha cultura…

Cada ano siempre pasamos por lo mismo, gente felices, tristes, solas, acompañadas, queridas, amargadas, amadas, orgullosas, odiosas, así es la vida y estamos acostumbrados a vivirla así.
Hasta cuando dejaremos de pensar en nosotros mismo y a pensar un poquito más en el otro…
Aquí les tengo una respuesta... hasta que alguien se anime a dar el primer paso... y al darse cuenta que si no funciona,  debe persistir, es duro, es difícil... pero solo lo que cuesta trabajo conseguir es lo que vale la pena.

"al final si todo sale bien, retornaremos en el mismo anio, siempre intentando cambiar algo.."

FIN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada